Nombre: Eduardo Bustos Alister
Ubicación: Santiago, Metropolitana, Chile

Periodista, escritor.

  • Versión en Ingles/ English version
  • domingo, enero 31, 2010

    TUMBAS EGIPCIAS


    Cuando las manecillas del reloj bolsillo colgante junto al tic tac de campana, siendo las tres de la tarde del Viernes 31 de Agosto de 1923 tronó el cielo Talcahueñu, enlutando a todo un pueblo deportivo al conocerse el sensible fallecimiento del decatleta-futbolista Ramón Unzaga Asla, en la ciudad de Cabrero, debido a un fulminante ataque cardíaco informado por el corresponsal del diario El Sur de Concepción. El nunca pensó que con su magistral jugada inmortalizaría su nombre con insospechada relevancia para el balompié mundial, dada la extraordinaria belleza de la misma, y que mantienen los diferentes estilos personales de quienes en la actualidad logran ejecutarla, es decir: UN VERSO PARA EL FUTBOL CON BAUTIZO UNIVERSAL.

    En habitual clima de invierno de la ribera porteña se forman nubes de desarrollo vertical con un campo eléctrico que remecen los vientos de medios y de altura de inusitada lluvia granizada. En esa ocasión se hizo sentir al preámbulo del relámpago, una pertinaz lluvia de llanto que enmudeció de tristeza los corazones del pueblo chorero ante tal irremediable pérdida de una de las más grandes figuras del concierto futbolístico Sudamericano.


    Este copihue rojo, ídolo de Talcahuano deja de existir en plena juventud a la edad de 29 años. Su alma guerrera emprendió el viaje eterno más allá del espacio infinito relumbrante de vida sabia, donde la luz no tiene horizonte y las remembranzas florecen.


    No han trenzado ramillete con decoro, ni una sola crónica a nivel de organismo central periodístico que genere discusión o reconocimiento de su potencial futbolístico y menos de ser considerado dentro los mejores en algunos rankins que tanto gustan a muchos de la prensa escrita y hablada capitalina de todos los tiempos de record histórico recordatorio, y dado al largo paso del límite existencial, los jugadores pioneros de antaño que brillaran hasta el año 1933, se han transformados en Tumbas Egipcias


    Injusto es entonces, no agregar de vez en cuando, como ranking del conocimiento para las nuevas generaciones juveniles a futbolistas de la talla de Víctor Varas ( que en el año 1922 fuera calificado en el Sudamericano de Río, el mejor wing izquierdo, donde se empató con Brasil ), al chorero Avendaño, Raúl Toro Julio, Horacio Muñoz y a tantos otras…genuinas figuras que vistieran la casaquilla nacional, dignificando nuestro fútbol en la energía del sudor, fuerza y destreza. En todo caso Chile, por muchos años ocupó el cuarto lugar dentro del concierto precitado.


    Las reminiscencias de la elite profesional futbolísticas chilenas son efímeras ante el concluyente tiempo que suma historia y transforma los papeles amarillentos en desechables de las viejas encuadernaciones guardadas en bibliotecas y que ahora se enrollan en fríos microfilms y mueren en su propia lontananza histórica.

    Lo de UNZAGA es un caso especial, aunque olvidado por el medio periodístico, por la acción de la chilena vuelve del pasado a la vigencia permanente. Su memoria está prendida en todo el ámbito mundial. Pero, falta el reconocimiento físico representado en la escultura que destaque su leyenda. Soy testigo de tanta tramitación burocrática sostenida por la organización de engranaje del estado chileno, pese a la prudencia de los involucrados por rendirle un homenaje póstumo a uno de los nuestros que se ha constituido en un embajador permanente de Chile y que con su inmortalidad siempre estará presente en el extranjero. Neruda en la poesía; UNZAGA por su magistral chilena.


    Al finalizar mis sentidos acápites, inserto la inspiración poética de Julio Parada Ritchie, dedicada un 17 de Octubre de 1971 a Ramón Segundo Unzaga Zapata con versos de ocho sílabas escritos en cuartetas de la poesía Cielo Tronador, que simbolizan inmortalidad de ilustre figuras que hicieron patria y soberanía en un memorial recuerdo del suelo más histórico de Chile.


    En el cielo rompe el trueno

    que en tu nombre brillará

    y te dirán Tralcahueñu

    por toda la eternidad.


    Toqui de toda su gente

    Tralcahueñu se llamó

    puso el pecho al insurgente

    y en todo Arauco se oyó.


    Las Heras en tus vegales

    al español desafió

    y O!Higgins allí en Perales

    la independencia selló.


    Beltrán Mathieu te enaltece

    cual fanal que no se apaga

    y en otra faz reverdece

    con el gran Ramón Unzaga.


    UN TALCAHUANO MODERNO


    Junto a dirigentes del Centro Hijos de Talcahuano, en el mes de Mayo 2009 sostuvimos una reunión en Chile Deportes con personeros que representaban al señor Subsecretario para que dicha organización nos financiara la escultura a UNZAGA, la cual, a esa fecha ascendía a la suma de $ 80.000.000, contemplada para la celebración del bicentenario de la independencia de nuestro país y cumplir con el anhelado propósito de inaugurar la obra sin contratiempos. En acuerdo previo, se nos dijo no harían llegar su decisión en un plazo de quince días. Lo que no sucedió ya casi terminado el período presidencial de la Concertación. Por otra parte, tuvimos algunas reuniones y contactos desde el año 2008 con la Delegación del Gobierno Vasco en Chile, dado que Unzaga es de su descendencia que también honra a ese distinguido pueblo. Levantada la escultura, la mitad del cuerpo del jugador lucirá envuelta con el emblema Vasco. Se les solicitó una ayuda económica por el altruismo que ellos representan. Lamentablemente, pese a su predisposición no han podido brindarnos su apoyo al estar completamente abocados a un nuevo cambio de gobierno.


    UNZAGA, siempre vistió con orgullo la enseña nacional, y como nadie es profeta en su tierra, fue figura y genio destacado por el periodismo del cono Sur de América. Siendo Chile una loca geografía de largo kilometraje, sus medios de difusión carecían de la tecnología moderna, especialmente para la de enlace que debía cubrirse a la sazón, en materias deportivas. El diario El Sur de Concepción fue fundado en el año 1882 y al estar distante de la capital era poca la información que podía publicitar a nivel nacional por falta de implementos técnicos altamente desarrollados, a la igual que las audiciones radiales de corto alcance en su señal, sumado al diseño y material fotográfico sin mayor evolución. La labor periodística de la vieja escuela donde el periodista nace, fue pionera, audaz y heroica, desarrollada con dedicación y con el mismo amor de este estrellano carmelita que luciera peripuesto la camiseta de su club con el escudo nacional en el pecho y el clásico pantalón modelado más debajo de la rodilla. Se les dice carmelitas a los jugadores del Club Estrella del Mar por el color café de su uniforme.


    Al asumir el mando de la nación don Patricio AYLWIN Azócar, en período de transición de la política chilena se hizo todo lo posible para que la Armada traspasara el recinto deportivo El Morro a la Dirección de Deportes y Recreación DIGEDER, hubo sucesivas conversaciones por el impasse económico que se debía resolver con el ente militar propietario del bien inmueble, estando al frente de la iniciativa el coordinador de DIGEDER de la Octava Región, profesor señor Hernán Alvarez Román con el Comandante en Jefe de la II Zona Naval, contraalmirante señor Juan Pattillo Barrientos y con quienes lo sucedieron en el mando desde año 1999. Después de ser creada la Subsecretaría del Deportes este organismo recientemente creado se desentendió de la real importancia que significaba el estadio histórico, especialmente el señor Arturo Salah quien no tuve mayor interés de continuar las conversaciones para el traspaso de los terrenos del recinto. Con anterioridad al traspaso de los terrenos en el mismo gobierno del señor AYLWIN se presentaron los antecedentes al Ministerio de Educación para que el Consejo de Monumentos Nacionales evaluara la solicitud de declarar al estadio El Morro, monumento nacional en la categoría de un lugar histórico. El Consejo en secciones realizadas en el mes de Junio del año 1996 acordó la aprobación de declararlo monumento nacional y elevó los antecedentes al ministro de educación señor Sergio Molina, para su anuencia y firma del decreto correspondiente. Los ministros de educación siguientes de la Concertación señores José Pablo Arellano, Mariana Aylwin y Sergio Bitar, soslayaron la justa petición, negándose a firmar el decreto que declaraba monumento nacional el estadio El Morro con un subterfugio usado por dicho ministerio mediante una resolución exenta interna antagónica con la Ley 17.288 y ante la férrea oposición de la Armada de Chile que ello se consagrara, no obstante a ajustarse a derecho, vulnerando la ley que ampara el patrimonio histórico de la nación. Transcurridos los años, los nuevos integrantes del Consejo de Monumentos Nacionales al percatarse de la injusticia que se estaba cometiendo ante un pueblo que goza del legado futbolístico y de la propia invención de la jugada La Chilena que se suma a otros antecedentes evaluados, una comisión del consejo se trasladó a Talcahuano, fin dar por finiquitado el trámite pendiente con la firma del decreto. Para sorpresa del Centro Hijos de Talcahuano u otros entes que han apoyado la declaratoria y con presencia de la prensa local, ese mismo día, se apersonaron al estadio algunos políticos de la Concertación, entre otros, el diputado Raúl Súnico, el jefe gabinete del senador Alejandro Navarro y el Actual Alcalde de Talcahuano para hacerle oposición al Consejo de Monumentos Nacionales, aduciendo que no estaban de acuerdo que el estadio fuera declarado monumento nacional, por cuanto perdería su categoría de estadio al no poder ser ocupado declarado como tal. En la edición matutina del día jueves 27 del año 2007 diario Crónica dio a conocer lo sucedido y la comisión del Consejo declaró que jamás en otras latitudes les había ocurrido un caso igual, por cuanto el artículo 11 de la ley 17.288 faculta al interesado a realizar intervenciones, reparar, restaurar, reconstruir o realizar alguna modificación, previa autorización del Consejo de Monumentos Nacionales. Además cabe agregar que la construcción de El Morro no es una construcción de estilo, por cuanto iba hacer declarado como una lugar histórico y que en la actualidad el Estadio Nacional está declarado monumento nacional y no ha perdido su categoría.


    El comportamiento humano siempre debiera estar en el ejemplo de quienes nos gobiernan. Su visión y criterio del bien común sustentado en la soberanía del pueblo mayoritario. Sin caprichos políticos cuando se creó Chile Deportes, los subsecretarios que asumieron los cargos debieron haber resuelto el problema de transferencia de los terrenos del estadio. La Armada, siempre ha tenido su buena predisposición como lo indican las conversaciones que tuvo con el profesor Hernán Alvarez por la inversión que le significó cuando su representante Deportes Naval ocupaba el recinto y desde luego para transferirlos debe haber una indemnización. Lo único que se le puede representar a la Armada la forma en que hizo su oposición al no reconocer la calidad histórica del recinto, porque al mismo tiempo están desconociendo el hecho que en la cúspide del cerro existió un fuerte de gran relevación en siglos pasados llamado Jordán Valdivieso y la Armada también es dueña de todos los legados generados en el ambiente deportivo del puerto. Una joya que está en el corazón de todos los choreros.


    La autoridad política que debe asumir por cuatros años los destinos de la República de Chile, pienso debería resolver el impasse que existe sobre la pertenencia de los terrenos, catalogar al recinto de histórico e incluirlos para la obras que se realizarán en el bicentenario.


    El capricho político de beneficio unilateral de la Concertación se ha ensañado con la configuración y extensión territorial del Primer Puerto Militar de chile, demarcada por su legado e historia que se fue haciendo carne en cada combate y batalla de los patriotas que a sangre y fuego defendieron cada espacio de su mar y sus límites a la embestida del ejército realista de la colonia española, y de aquellos hombres rudos y membrudos que poblaran generación tras generación, todo el plano habitable y los cerros desde tumbes hasta cerro verde, con el refrescante Río Bío Bío de bandera y sus bocas, conjugándose en un solo verbo la propiedad territorial del puerto y en un solo espíritu de unidad que bien se entona el himno Cielo Tronador. Nombraré algunos alcaldes auténticos choreros que no habrían permitido que la ambición política sitiara al puerto con un línea divisionaria, separando su integridad física geográfica. Desde esta tribuna elevo al cielo mi reconocimiento para José Mercedes Chandía, Patricio González Sánchez y Luis Macera de la Rosa, ellos no cedieron ningún centímetro del suelo de Talcahuano ante presiones políticas. De los hechos consumados es poco lo que se puede hacer con la reducción territorial al no dejarlo crecer en el aspecto paralelo con la ciudad de Concepción para competirle el mando de la región con una explosión demográfica creciente y con edificios modernos en un plano regulador bien configurado. Por historia, su mar, sus industrias, por la recuperación de los recursos naturales, no olvidarse que Talcahuano tuvo bancos de cholgas sin miramientos explotados, al igual que la Bahía San Vicente, altamente contaminada. El mar también se puede sembrar libre de contaminación. Talcahuano tiene caletas para hacerlo y una inmensa playa de borde costero que se extiende desde la llamada Isla de los Reyes o Rocuant hasta el mismísimo puerto de Penco y de Tomé a Talcahuano hay .un solo tramo para acortar distancia por mar con beneficios turísticos.


    Por ser vocero en Santiago del Centro Hijos de Talcahuano, pienso sería bueno ratificarle al nuevo presidente electo, previo consenso de las fuerzas vivas del puerto, que incluya en su agenda que la Comuna de Hualpén cambie su nombre por Talcahuano del Bío Bío; resolver en definitiva el problema de propiedad del estadio El Morro y se incluya como obra a realizar en el Bicentenario consistente en dejarlo completamente moderno con una capacidad de 25.000 espectadores, en razón a que es el estadio más antiguo del país, junto con otros de este continente. Se construya la escultura de Ramón Unzaga antes del Bicentenario.


    Al finalizar mis sentidos párrafos, me permito terminar con un Corolario:”Unzaga hizo tronar en llanto espíritu de los choreros”, “donde ya no se va a las tacas…ni hay jibias que tiren agua”…

    1 Comments:

    Blogger Dox said...

    Don Eduardo, ha sido un agrado leer sus post acerca de Unzaga Asla, felicitaciones.

    Por otra parte, trabajo en un proyecto para crear un programa de futbol difundido por Internet, y quisiéramos abrir nuestro programa con la historia del estadio el Morro, y para ello nos encantaría poder entrevistarlo para que les cuente a nuestros seguidores acerca del origen de la chilena.

    Le dejo mi correo electrónico para que podamos comunicarnos.

    dox (at) infoudec.org
    Muchas gracias, espero su respuesta.

    1:44 a. m.  

    Publicar un comentario

    << Home